Anticorrupción Anticorrupción
SENCILLITO Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO Vaya trabajo que le espera al flamante zar anticorrupción Javier Castro Ormaechea, llega después de un proceso en donde... Anticorrupción

SENCILLITO

Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO

Vaya trabajo que le espera al flamante zar anticorrupción Javier Castro Ormaechea, llega después de un proceso en donde el Congreso “decidió” que debía ser él quien sea el que encabeza el Sistema Estatal Anticorrupción.

Por lo pronto en su primera aparición pública aseguró que nadie quedará exento de pagar cuando cometa delito que lesionen al estado, al bolsillo del ciudadano y actitudes que así lo parezcan.

En días pasados acudí al Congreso a una conferencia sobre lo que significa esta nueva ley desde el punto de vista de los poderes del estado, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Dejaron en claro que no sólo se castigará a los funcionarios que cometan actos de corrupción, sino que también irán contra los ciudadanos que se presten a ello, como por ejemplo, prestadores de servicio que con dádivas obtengan beneficios, serán retirados del padrón del Estado.

Pero aquí viene un punto medular en este tema, las cuotas escolares.

Primero, los maestros son funcionarios públicos, se rigen por una ley del estado, el estado les paga y a él le exigen mejores condiciones de trabajo y salariales.

Segundo es cierto que las escuelas tienen muchas necesidades para poder ofrecer una enseñanza adecuada a nuestros hijos.

Tercero, el apoyo de los gobiernos federales, estatales y municipales pues no alcanza para gran cosa.

Y cuarto, pues los padres de familia debemos apoyar las escuelas por una mejor educación de nuestros hijos.

Hasta ahí todo correcto, pero nos topamos en el tema de la corrupción, porque las cuotas escolares se convierten en actos de corrupción cuando se condiciona el acceso a alumnos y la entrega de papelería si no se pagan.

Los directores aseguran que es la sociedad de padres de familia la que exige esas cuotas, que no está en sus manos… pero la entrega de papelería y la aceptación de alumnos si, así que no deben condicionarla.

Además, nadie recibe informes de los gastos que se realizan, y al fin de año empiezan las acusaciones entre la presidencia de los paterfamilias y la directora, porque las cuentas no salen.

Señor Zar Anticorrupción, debe tener en mente este tema porque es lesivo para los padres de familia, y castigar a quien resulte responsable, no en una cacería de brujas, pero sí demostrando lo que prometió, que no habría impunidad.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: