Conquista Luebbert al PRI Nuevo Laredo Conquista Luebbert al PRI Nuevo Laredo
DESDE LA FRONTERA POR PEDRO NATIVIDAD El aspirante a la Dirigencia del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Oscar Luebbert, estuvo dos días... Conquista Luebbert al PRI Nuevo Laredo

DESDE LA FRONTERA

POR PEDRO NATIVIDAD

El aspirante a la Dirigencia del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional, Oscar Luebbert, estuvo dos días en Nuevo Laredo, en donde a simple vista se pudo observar como el priísmo local no le pensó más y decidió darle todo su respaldo.

El oriundo de Reynosa, logró reunirse con los diferentes grupos que componen al PRI, principalmente con los de poder, aquellos que ostentan los ex presidentes municipales.

Y se pudo constatar que para el PRI Nuevo Laredo, no existe nadie más que Oscar Luebbert para ser ungido dirigente estatal.

Pudimos tener la oportunidad de tomar un café con el aspirante, y para empezar confirmó que no es monedita de oro, al grado que algunos aspirantes, principalmente Enrique Cárdenas, aquel que insistió en ir a los tribunales, ahora quieren impugnar la convocatoria, al ver que los números no les favorecen.

Delgado, sin barba como la acostumbraba cuando fue alcalde de Reynosa, y ya cansadón, Luebbert explica también no estar de acuerdo en las formas de la convocatoria, pues tuvo que ser emitida desde al año pasado, sin embargo a su punto de vista, no la lanzaron con el fin de evitar que el ex gobernador, Egidio Torre Cantú, pudiera meter mano y favorecer a su gente.

También habló sobre la permanencia de Aida Zulema, la actual dirigente interina, que regresará a su puesto de Secretaria General, puesto que por ley debe de dejar en diciembre, sin embargo a como van las cosas, ella sería relevada hasta después de las elecciones del 2018.

La reunión se llevó a cabo en el privado de un restaurante de la localidad, donde seis periodistas, más un colado, tuvimos la oportunidad de hablar abiertamente sin tapujos, y en donde el principal cuestionamiento fue sobre las aspiraciones de Oscar, más allá de ser dirigente estatal, aclarando que no está en su mente ser candidato, es más dice que su compromiso, una vez tomando la dirigencia, será el prometer que no buscará candidatura alguna.

Sobre el actuar de la dirigencia estatal, confirmó que le gustaría que se diera una candidatura de unidad, sin embargo, destacó que por primera vez los priístas tienen la oportunidad de elegir libremente, pues no cuentan con esa figura de autoridad, ese primer priísta, ese gobernador al que antes tenían que someterse, el que imponía y decidía.

Que ahora el PRI cuenta con el efecto elefante, al convertirse en el partido que ya no tienen la estaca clavada en la tierra, lo que los hace libres, sin nadie que los mande, y por ello tienen la oportunidad de demostrar que pueden hacer buenas elecciones y pueden elegir a los mejores hombres y mujeres.

Sobre el tema de elegir, y hablando de candidaturas en los municipios, también se inclinó en que las dirigencias municipales deben ser autónomas, que una vez elegido al dirigente estatal, proceder inmediatamente a relevar a los líderes locales para comenzar con el proceso de selección de aspirantes, de formar líderes, para que sean lanzados como candidatos, y que dependiendo del municipio, ver si se elije por medio de elección directa, asamblea de consejeros o por consulta a la base.

Ah, y hablando de candidatos, dijo estar consciente sobre la información que se ha dado que el ex gobernador, Egidio Torre Cantú, quiere ser candidato a Senador, asegurando qua ya tuvo una conversación con él y que le confirmó su decisión de no querer contender.

Y ya entrado en el proceso electoral, y ante la insistencia de los seis periodistas y un colado, explicó que el PRI sí tiene oportunidad de recuperar algo de lo perdido, recordando que perdieron en algunos municipios, pero por muy bajo margen, y eso les da chance de reponerse si es que realizan un buen trabajo de promoción.

Aunque aclaró de una buena vez que el único municipio en donde no tienen mucha esperanza es en Nuevo Laredo, donde perdieron por muy amplio margen, por más de 25 mil votos. Y por ello, de ser elegido dirigente estatal, será en esta frontera donde empezarán a trabajar.

Dice Oscar Luebbert que se siente con fuerza y con experiencia, con mucha capacidad para dirigir al partido, aceptó que aquellos priístas que han renunciado para ir a engrosar las filas de Morena, no es por que sean traidores, si no porque el mismo partido nunca les puso atención, que incluso desde el PRI nacional no se le ha puesto atención a Tamaulipas.

Y para finalizar, confirmó que una vez dirigiendo al PRI, su estrategia será ser más críticos hacia el gobierno estatal, pero que serán criticas a favor de los ciudadanos.

Definitivamente Oscar Luebbert tiene mucha razón en sus palabras, hay un PRI desunido, pero libre de aquella autoridad que imponía “dedazo”, por lo que ahora tienen la oportunidad de recomponer el rumbo, si es que se ponen de acuerdo.

Sobre el recuperar municipios, no anda tan errado, es cierto, aún tiene presencia en Tampico, Altamira, Madero, Victoria, Matamoros, Reynosa, que son de los más importantes, en donde podría mantener lo que ya tienen y recuperar los que les faltan.

Y podemos agregar que tienen de pechito la elección en Reynosa, tras el mal gobierno que ha hecho Maky Ortíz, lo que les abre muchas facilidades.

Dice Luebbert que el PRI tiene el efecto elefante, al ya no tener esa estaca clavada amarrada a la pata que no les permitía decidir libremente, esperemos entonces, porque los demás aspirantes, aquellos que levantaron la mano primero, desde que el de Reynosa salió al escenario, de plano callaron… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS.

Comentarios pedropnatividad@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: