El canon no aguanta un antidoping El canon no aguanta un antidoping
CORRESPONDENCIA Por José Luis Castillo La fidelidad de algunos de los protagonistas del nuevo tren de la democracia, ha quedado de manifiesto, apenas hace... El canon no aguanta un antidoping

CORRESPONDENCIA

Por José Luis Castillo

La fidelidad de algunos de los protagonistas del nuevo tren de la democracia, ha quedado de manifiesto, apenas hace algunos días de que el jefe tomó posesión de su cargo, llegó hablando mal, dijo “pestes” e inventando cuentos de cuanta persona se le ocurría.

“Ese señor es priista, bloqueaba mi trabajo, no me dejaba hacer nada a  favor de nuestro partido”, solía decir a quien quería escucharlo, le creyeron, lo impusieron aún cuando, pocos conocen realmente su pasado, sus tiempos de “piscachero” y sus malas costumbres, además de una fuerte adicción, que no aguantaría el antidoping.

El personaje es él mismo que inventó cuentos e historietas de desesperación a cuanto “pudiente” estaba frente a él, lo mismo daba, priista, panista, perredista y hasta un petista, con el simple hecho de ganarse algunos pesos y a quien ahora le llaman “El Canon”.

No tengo, ni para pagar la renta, no he trabajado y estoy con serios problemas económicos, manifestaba una y otra vez, hasta que esto tocó las cuerdas del corazón, del siempre priista Oscar Almaraz Smer, hoy presidente Municipal de Victoria, a quien le solicitó por piedad le regalara lo que siempre había soñado, una cámara fotografía marca Canon, de esas que él se merecía.

Como si se tratara del “regalo prometido”, buscó a Oscar Almaraz, quien siempre ha tendido la mano a los necesitados, quien no dudó en resolver la demanda del jefe honorable, que ahora se dice panista, que habla y actúa como un verdadero enemigo de los tricolores, pero que se ganó la chamba que hoy ostenta, con la cámara fotográfica de varios miles de pesos que le dio un priista, pero eso, eso no lo dice.

La política es de acuerdos y voluntades, es de trabajo en favor de la gente, pero sobre todo de avance en bien de los ciudadanos, también es “el arte de tragar sapos y no hacer gestos”, dicen algunos, pero sobre todo, es de trabajo, tenacidad y esfuerzo.

Quien conoce la política, sabe que el mayor de los éxitos radica en el trabajo constante en bien de las instituciones; los políticos no pelean, acuerdan; los trabajadores, no discuten, más bien echan grilla, pero esto no lleva a nada bueno y finalmente, lo que no descubre el agua, lo descubre el tiempo.

Ojalá que las improvisaciones de algunos jefes no lleve al fracaso a una administración que generó mucha expectativa: Que quien llegó a realizar una responsabilidad la realice a cabalidad, con trabajo, sin chismes y olvidando las ambiciones personales, es tiempo de trabajar de mostrar la cara y no marrullerías de ser o no ser panista, pero por debajo de la mesa sirviéndose de un priísta, al final de todo, el objetivo es Tamaulipas, ¿nombres?

 

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: