El PRD chiquito El PRD chiquito
DESDE LA FRONTERA POR PEDRO NATIVIDAD Hay algunos perredistas que al ver que su barco ya se está hundiendo y que en el 2018... El PRD chiquito

DESDE LA FRONTERA

POR PEDRO NATIVIDAD

Hay algunos perredistas que al ver que su barco ya se está hundiendo y que en el 2018 corre el riego de dar el último respiro, están optando por saltar a otros partidos, pero un grupo, de los que más se beneficio, está buscando una salida que más le beneficie y están trabajando para formar uno nuevo, una especie de PRD chiquito.

Durante el gobierno priísta de Egidio Torre Cantú, hubo un grupo de perredistas que tuvo el control total del PRD y lograron beneficiarse en grande.

Sin embargo, el estar al servicio del PRI tuvo sus consecuencias, pues los tamaulipecos se dieron cuenta y decidieron desechar cualquier pensamiento de apoyar al Sol Azteca.

Esto trajo que el PRD se convirtiera en un partido al que nadie quiere, al que nadie le interesa y por el que nadie votaría.

En pocas palabras, se acabaron al PRD, al grado que ya no tiene representación, no cuenta con recursos y se convirtió en un moribundo a punto de dar la última patada.

Aunado a esto, con el triunfo del PAN en Tamaulipas ya no tienen nada que vender, ya no está el partido que lo sostenía, que lo alimentaba, por lo que en esta elección que viene deberán de rascarse con sus propias uñas y sobre todo, poner de su dinero si es que quieren competir.

Ante esta situación, este grupo que se benefició y destruyó al PRD, ahora están buscando la manera de abandonarlo, de desecharlo, con el fin de no llegar junto con el a la tumba.

Este grupo ahora anda trabajando, pero no para sacar adelante al PRD, si no que trabajan para formar el Movimiento Nacional por la Esperanza.

Se dice en los pasillos de la política, que en Tamaulipas se busca hacerlo tipo partido regional, con el fin de participar en la contienda ya separados del PRD, presentarse con la mascara de una verdadera opción ante los Tamaulipecos, y claro ir ellos en las primeras posiciones, con el fin de seguir subsistiendo.

Ah, y por supuesto con la idea de colgarse de la fama de Andrés Manuel López Obrador e ir en alianza con Morena.

Para esto ya están realizando asambleas en varias municipios, se dice que tienen que realizar 15 y juntar un determinado número de militantes.
Claro que no todos los perredistas caben en esta nueva estrategia, algunos que se han dado cuenta se han acercado, pero con tan mala suerte que han sido bloqueados, no porque sean malos, si no porque no van acordes a los intereses de quienes están organizando todo esto.

Por cierto, el líder nacional de este movimiento es el famoso “Señor de Las Ligas”, René Bejarano, esposo de Dolores Padierna.

Bejarano ha declarado que Movimiento Nacional por la Esperanza es una agrupacion donde se unen perredistas, morenistas, de Movimiento Ciudadano y ciudadanos que no tienen partido, que por lo pronto no tienen la intención de conformarse como partido política nacional, pero que llegando los tiempos electorales elegir a quien pudiera encabezar una candidatura a la presidencia de la República.

Pero el que haya dicho que no quieren una partido nacional, no quiere decir que no se pueda hacer regional y en Tamaulipas es lo que se está buscando.

Movimiento Nacional por la Esperanza, una nueva modalidad perredistas, los mismos lobos vestidos de obejas, la misma gata, nada más que revolcada.

 

LA REPRESENTANTE DE LOS OBREROS

Recibi varios mensajes pidiendo que diera el nombre de la regidora que no quiso entregar los focos ahorradores y que por ello los priístas andan muy enojados con ella.

Para empezar solo hay dos regidoras priístas en el cabildo neolaredense, Marina Arechiga Guajardo y Juany Mata García.

Lo que puedo decirles y cada quien que haga sus conjeturas, es que esta regidora que no quiso tomarse la molestia de ir a las colonias a empolvarse para entregar los focos a la gente humilde, supuestamente es la representante de los obreros.

Así como lee, ella llegó al cabildo porque fue impuesta por un líder sindical para que llevara la representación de aquellos hombres humildes que ganan el salario mínimo y que aún así les quitan la cuota sindical.

La regidora, fue elegida por la dirigencia priísta en las primeras posiciones de la planilla de Héctor Canales, por presiones del llamado, Sindicato de Maquiladoras.

Aunque resulta increible que a seis meses de gobierno, la regidora, no ha presentado ni una iniciativa, propuesta o hablar a favor de los trabajadores de las industria maquiladora.

En cada sesión de cabildo se mantiene seria, no habla, no opina y solo se dedica a levantar la mano para aprobar todo lo que el Cabildo decida.

Esos focos bien hubieran servido para repartirlos entre la clase obrera, les hubiera ayudado a que sus recibos ya no salieran muy cargados, sin embargo a ella no le importó.

Ese es el problema cuando se eligen representantes por dedazo, por compalcer padrinazgos.

Un regidor debe ser una persona preparada, sensible y sobre todo preocupada por buscar soluciones para que sus representados tengan mejor calidad de vida.

Sin embargo, el que los partidos políticos tengan que elegir a sus candidatos por medio de recomendaciones y no por capacidades, provoca que tengamos funcionarios como estos, que lejos de buscar beneficios para el pueblo, solo ven por el suyo.

Espero que al final de esta línea ya hayan escogido uno de los dos nombres que escibrimos al principio… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS, comentarios pedropnatividad@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: