Imelda Sanmiguel la favorita Imelda Sanmiguel la favorita
DESDE LA FRONTERA Por Pedro Natividad   Si los pronósticos no nos fallan, Imelda Sanmiguel es la favorita para ser la Presidente del Comité... Imelda Sanmiguel la favorita

DESDE LA FRONTERA

Por Pedro Natividad

 

Si los pronósticos no nos fallan, Imelda Sanmiguel es la favorita para ser la Presidente del Comité Directivo Municipal del PAN Nuevo Laredo.
La hija del ex diputado federal y también ex presidente de partido, Arturo Sanmiguel, está siendo respaldada por la clase panista, quienes la ven como la mejor opción para que el PAN siga fortaleciéndose, con miras a las elecciones del 2018.

La joven regidora, mantiene liderazgo, pero, sobre todo, su militancia de casi 14 años, la alza como la idónea, como la panista que merece esa posición.

Como regidora ha demostrado capacidad en el trabajo, no ha parado de trabajar y esto mantiene contentos a los panistas, quien la ven como la militante activa que le daría esa juventud y fortaleza que el PAN Nuevo Laredo requiere para terminar de levantar por completo.

Pero sobretodo, ya se supo que Imelda Sanmiguel ya cuenta con el respaldo de la mayoría de los panistas en activo y de aquellos líderes que velan por el bienestar del partido.

Insistimos, si el pronóstico no nos falla, Imelda Sanmiguel acudirá a registrarse y próximamente sería la nueva dirigente del PAN Nuevo Laredo.

 

CABEZA DE VACA-RIVAS, POR LA UNIDAD DEL PAN

Y a quien debemos reconocerles la unidad en el PAN Tamaulipas, y en este caso en Nuevo Laredo, es la mancuerna que han hecho los mandatarios, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, gobernador y Enrique Rivas Cuéllar, alcalde de Nuevo Laredo.

Ambos gobernantes están apostándole a la unidad del partido, ambos han estado trabajando para que los comités municipales, ahora que se está dando el tema de las elecciones de dirigentes, cuenten con los mejores liderazgos, que representan la unión de la militancia y sobre todo la pasión por sacar adelante los trabajos que se necesiten para llegar fortalecidos al 2018.

Cabeza de Vaca y Rivas, tienen un proyecto a futuro, un proyecto en donde buscan que los beneficiados sean los tamaulipecos.

 

CON TRUMP Y SIN TRUMP: RIVAS

Quien está decidido a sacar adelante a esta frontera, pero sobre todo apoyar para que los Dos Laredos sean una región próspera, es el alcalde, Enrique Rivas Cuéllar, quien este viernes, anduvo al pendiente sobre los efectos que causaría la llegada de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Rivas fue claro al decir que no cesará en su empeño de lograr, junto con el Mayor de Laredo, Texas, Pete Saenz, que ambas ciudades sigan como hermanas, pero, sobre todo, que tengan un crecimiento como región, como una sola.

El mandatario neolaredense, aseguró que siguen firme en su postura de hace un frente rechazar todas las acciones que provienen del efecto Trump, como las deportaciones masivas y las posibles presiones del nuevo gobierno estadounidense contra esos inversionistas que quieren asentarse en México.

“Con Donald Trump o sin Donald Trump, los Dos Laredos vamos a salir adelante”, fue el mensaje del alcalde neolaredense.

 

LA POSTURA DE LOS PRESIDENCIABLES

Los dos más fuertes prospectos para la Presidencia de la República en el 2018, Margarita Zavala, del PAN y Andrés Manuel López Obrador, de MORENA, acapararon reflectores durante la toma de protesta de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

Ambos presidenciables se apostaron en la frontera norte de México, para dar su posicionamiento respecto a los posibles efectos dañinos que aseguran, traerá la nueva era de Trump.

Margarita estuvo en Nuevo Laredo, y desde el Puente Internacional Dos, pegado al río Bravo, envió un mensaje a la nación donde aseguró que México debe renegociar el TLCAN con dignidad, a la vez que recriminó las amenazas del nuevo Presidente.

“¡Quieren renegociar el Tratado de Libre Comercio?, adelante. México deberá negociar con inteligencia, de pie y con dignidad”, fue el llamado que hizo la panista al Gobierno de Enrique Peña Nieto.

En el video que circuló en las redes sociales, la ex primera dama, afirmó que México y Estados Unidos están unidos por lazos de familias, de ciudades que quieren progresar en paz, y que ahora esta convivencia está amenazas por un discurso de odio y de confrontación.

Llamó a los mexicanos que recibir con agrado a aquellos migrantes que serán deportados, hacerlos sentir que en México tienen un hermano dispuesto a tenderles la mano, junto con un gobierno que los defienda.

“Cuando Donald Trump habla de deportar migrantes, de llevarse las fábricas de México, está hablando de sufrimiento humano, de sufrimiento de las familias”. “Busquemos en el mundo nuevos mercados. Apoyemos más a nuestras empresas mexicanas y logremos que vengan empresas de otras partes del mundo”, fueron las recomendaciones que Margarita hizo a los mexicanos para enfrentar esta nueva era.

Por su parte, Andrés Manuel López Obrador, estuvo en Acuña, Coahuila, desde donde llamó al Presidente, Enrique Peña Nieto, a defender los derechos de los mexicanos que residen en Estados Unidos.

El Peje, aseguró que no dejará solo a los hermanos migrantes, por lo que, a partir de febrero, iniciará una gira por las principales ciudades del país vecinos.

Obrador propuso diez puntos al Gobierno Mexicano, entre los cuales están convertir los Consulados en Procuradurías de la Defensa de los Derechos de los Migrantes; la manifestación negativa a la deportación masiva y la oposición a la construcción del muro.

De igual forma la negativa a las decisiones negativas y unilaterales en materia de libre comercio y para ello solicitar a Peña Nieto que realice una reunión urgente con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para hacer valer los derechos humanos y conducir el mismo el interés nacional.

También que el Gobierno Mexicano fije una postura con claridad, sin titubeos y medias tintas, poner la agenda sobre la mesa sin confrontarse, ejercer la soberanía y actuar con determinación ante la amenaza que se viene; aplicar un plan de emergencia nacional para enfrentar los daños y revertir la política proteccionista anunciada por Trump; el apoyo a la producción nacional; la creación de empleos en México; el fortalecimiento del mercado interno y a reactivación de la industria de la construcción.

En el rubro del sector energético, utilizarlo como palanca de desarrollo nacional para construir refinerías para dejar de comprar las gasolinas en el extranjero; rescatar el campo y apoyar a los productores fijando precios de garantía para los cultivos básicos para lograr la autosuficiencia alimentaria.

Lograr acuerdos bilaterales con Canadá para ampliar la contratación de trabajadores mexicanos; apoyar al comercio; crear empleos a lo largo de la frontera norte; bajar impuestos; reducir el precio de las gasolinas, del Diésel, el gas y de la electricidad en una franja fronteriza de 20 kilómetros de ancho por 3 mil kilómetros.

Pero, sobre todo, que el gobierno aplique austeridad republicana para ahorrar 360 millones de pesos, acabando con la corrupción y derroche.

Los presidenciables han hablado, y en sus posturas tienen algo en común, la preocupación por los daños que pueda tener el pueblo mexicano… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS.

Comentarios pedropnatividad@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: