La lengua larga y la cola corta La lengua larga y la cola corta
DESDE LA FRONTERA POR PEDRO NATIVIDAD Dicen que para tener la lengua larga, se debe tener la cola muy corta. El pleito entre el... La lengua larga y la cola corta

DESDE LA FRONTERA

POR PEDRO NATIVIDAD

Dicen que para tener la lengua larga, se debe tener la cola muy corta.

El pleito entre el periódico el Mañana en contra del alcalde Enrique Rivas, más bien parece algo personal y no de libertad de expresión.

Como periodistas o como medio de comunicación, sabemos que cuando uno ataca, se debe atener a las respuestas.

Pero no se quiera golpear sin recibir golpes a cambio.

Todos los que nos dedicamos a este oficio alguna vez hemos criticado, hemos golpeado, pero siempre hemos recibido respuesta, a veces conciliadora, pero también de la misma manera en que actuamos.

Desde hace meses, la empresa editora ha insistido en sus publicaciones, tratando de evidenciar al alcalde neolaredense, Enrique Rivas, como un ladrón, un corrupto, que no trabaja y que reparte el dinero del presupuesto entre sus amigos.

El periódico tiene derecho a publicar, se llama libertad de expresión, pero al publicar cosas que lastiman, los señalados también tienen el derecho de defenderse, ¿O no?

Vemos que después de meses y meses de publicaciones en contra, justo cuando el alcalde les responde, ahora se dicen las víctimas, los acosados, los vejados y hasta andan amenazando con interponer denuncias.

¿Qué acaso como periodistas solo tenemos el derecho de criticar, pero no de ser criticados?

Para nadie es desconocido que los medios de comunicación sobreviven en su mayoría de los convenios que realizan con los gobiernos.

Desde las grandes empresas como Televisa, tv Azteca, hasta los portales digitales, buscan esos convenios publicitarios, y tienen todo el derecho del mundo.

Sin embargo, todos y cada uno de ellos, deben de saber que cuando se excede en el ataque, corren el riesgo de tener una respuesta, y como ya lo dijimos, a veces puede ser conciliadora, pero también de la misma forma en la que ellos actuaron.

Vimos y escuchamos atentos el video donde uno de los dueños de El Mañana, Heriberto Deándar, se duele que ahora son calumniados, difamados por el alcalde neolaredense.

Que las declaraciones de Rivas son una infamia, un montaje y dicen que miente.

El dueño del rotativo, negó que hayan querido extorsionar al alcalde, y que si lo hubieran hecho, se les caería la cara de vergüenza.

Aunque aclara que sí han aceptado más de 2 millones de pesos para publicar las acciones del mandatario.

Acusan que esa rueda de prensa donde Enrique Rivas los señaló, es una cortina de humo para tratar de tapar los cuestionamientos que el periódico ha hecho sobre los casos de nepotismo, donde lo acusan de tener a familiares y socios dentro de la nómina de trabajadores.

Pero no solo, eso, Heriberto Deándar, también llamó prensa mercenaria a aquellos que se atrevieron a publicar las palabras del alcalde.

Insistimos, claro que el Mañana esta en su derecho de publicar lo que se le venga en gana, volvemos a insistir, se llama libertad de expresión, y reiteramos, por ello se exponen que los señalados, contesten.

Iniciamos este escritos diciendo, “Dicen que para tener la lengua larga, se debe tener la cola muy corta”, y sin duda todo esto cae como anillo al dedo para esta frase.

Nos preguntamos, ¿Qué alcalde no ha tenido en la nómina de empleados a sus amigos, socios, compadres y familiares?

¿Qué medio de comunicación no ha tenido o buscado un convenio con los gobiernos en turno?

¿Es el gobierno de Rivas el único gobierno que puede acusarse de nepotismo, sin tener que mirar a los anteriores?

Seguramente usted contestó fácilmente estas preguntas, por lo que ahora preguntamos, ¿Por qué Heriberto Deándar y el Mañana no denunciaron casos de nepotismo en anteriores administraciones?

Pero lo más sobresaliente de todo esto es que recordamos que en la administración anterior, Heriberto Deándar era regidor, su hermana era la Directora del Instituto de la Mujer, su periódico era proveedor al tener un convenio de publicidad y colocó a empleados que trabajaban en su redacción, como funcionarios de primer nivel en el Municipio.

Entonces nos preguntamos… ¿Eso era nepotismo?, de no ser así, entonces ¿Cómo podemos llamarlo?, ¿tenemos o no la cola larga?… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS.

Comentarios pedropnatividad@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: