La mano izquierda La mano izquierda
SENCILLITO Por Alberto Rodríguez ¿Recuerdan este refrán que dice mal empieza la semana al que ahorcan en lunes? Esto viene a colación con los... La mano izquierda

SENCILLITO

Por Alberto Rodríguez

¿Recuerdan este refrán que dice mal empieza la semana al que ahorcan en lunes?

Esto viene a colación con los casos que están pasando en la frontera, la pujante y creciente frontera con ritmos similares de trabajo y producción.

En primer lugar Reynosa, la más grande de todas las ciudades tamaulipecas y también la de mayor peso, donde ser alcalde significa tener control.

Y ese control se ve en todo, en su cabildo, en su partido e incluso con la sociedad. Desgraciadamente Maky Ortiz no está en ninguna de las tres anteriores situaciones.

El control político y social lo tiene Francisco Garza de Coss, el representante personal del gobernador. Es quien toma las decisiones en torno al proyecto del mandatario estatal, que en nada coincide con el municipal, traen intereses y objetivos diferentes.

En su cabildo, pues no se puede hablar de concordia, pues ya hace unas semanas, su cabildo no sólo votó para quitarle a cinco funcionarios que no tenían la residencia necesaria para poder ubicarse en un puesto de primer nivel. Noooo, se vinieron de chismosos a la capital para armarle un cuadro más grande en contra en el Congreso.

Pues bueno, le dieron la puntilla en el proceso interno del PAN para designar a los Consejeros político, ya estaba “amarrada”, hasta que le saltó al redondel la joven Danya Aguilar y se fueron a elección interna, y el voto decidió que Danya sea la consejera.

Si ella no ha entendido que debe tener una mejor zurda que su derecha, va a parecer carrito chocador.

En contraparte, en Nuevo Laredo Enrique Rivas ya está allanando el camino para una reelección, pues ya se reunió con los cetemistas, con los cenopistas, obvio que son grupos priístas, pero disfrazaron la reunión con temas sociales, con la CTM con el gremio de los taxistas, con la CNOP, los vendedores de las llamadas pulgas o tianguis.

No se ha peleado con nadie, a pesar de que hay motivos para guardar rencor, pero le entiende y por ahora llevará la fiesta en paz, eso sí, con firmeza.

Esa es la diferencia entre dos alcaldes con los mismos potenciales, la diferencia la hace la mano izquierda.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: