Les llueve sobre mojado Les llueve sobre mojado
Será el Sereno Juan Guzmán El arresto de varios exgobernadores emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha sido un balde de agua fría para... Les llueve sobre mojado

Será el Sereno

Juan Guzmán

El arresto de varios exgobernadores emanados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha sido un balde de agua fría para los priistas con pronósticos de que estos hechos sea un factor importante para que el partido tricolor pierda la presidencia de la república y demás puestos de elección popular que están en juego para el 2018.

En el caso de Tamaulipas, la detención de dos exgobernadores, Tomas Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores por diversos delitos federales, y que además son requeridos en Estados Unidos, han metido al PRI en un hoyo muy hondo del cual muy difícil puedan salir, es por ello que poco se ha mencionado por parte de los dirigentes del PRI acerca de estos personajes que se encuentran encerrados e intentan desmarcarse de los exgobernadores, es decir, hacen como que no los conocen.

Al PRI le está lloviendo sobre mojado, y ahora le toco al Comité Directivo Municipal en Nuevo Laredo otra cubetada de agua fría, porque no obstante con los problemas que se viven al interior del partido con la pelea por la dirigencia local, ahora tienen que lidiar con la vergüenza que otro priista se encuentre envuelto en problemas legales.

Se trata del expresidente del C.D.M del PRI en Nuevo Laredo, José Ramos Zapata, quien fue detenido en la ciudad de Laredo, Texas por el delito de robo de servicio, acusado por un empleado de su empresa de transporte de carga, por un adeudo de 3 mil 495 dólares por concepto de sus servicios y que Ramos Zapata se ha negad a pagar desde el mes de diciembre del año pasado.

Y aunque en esta ocasión el expresidente del PRI no está envuelto en problemas legales relacionados con la delincuencia organizada y lavado de dinero como los exgobernadores de Tamaulipas, no deja de sorprender y llamar la atención de propios y extraños, más de los priistas que aceptan esto es un golpe más para el partido con miras al 2018.

“Pepe” Ramos fue presidente del partido en el 2012-2013 y a su paso por el comité municipal dejo un no muy buen sabor de boca, pues se perdió la elección de presidente municipal, en ese entonces el candidato fue Carlos Montiel Saeb, llevando en la fórmula para diputados locales a Cristabel Zamora Cabrera, Fernando Castillo Villarreal y Viviano Vázquez Macías, éste último actual presidente del PRI en Nuevo Laredo, atribuyendo parte de la derrota a la inexperiencia de Ramos Zapata para dirigir al partido.

Ramos Zapata no pudo unir a una militancia que se empezaba a fracturar, en las reuniones con la estructura del partido solo les daba atole con el dedo y muchas veces hasta déspota se llegó a comportar, cosas que incomodaron a la militancia, sin contar que no escuchaba de razones.

Hasta ahora ningún priista se ha proclamado en torno a la situación de José Ramos Zapata, y aunque es un problema meramente personal, quizá también quieren desmarcarse del expresidente del PRI, pues es lo más conveniente para el partido en estos momentos que se encuentra envuelto en problemas mayores, como la salida inminente de la mayoría de los líderes de sectores y organizaciones, los cuales serán sustituidos en las próximas semanas por órdenes de “arriba”, luego del zafarrancho que le armaron al presidente estatal Sergio Guajardo Maldonado.

Por cierto, quien impuso al Ramos Zapata al frente del PRI en aquella ocasión, fue Ramiro Ramos Salinas, en su calidad de presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Tamaulipas, quien lo propuso como candidato de unidad, esperemos la reacción de Ramos Salinas y si le brinda el mismo apoyo que en aquella ocasión.

Y hablando de Ramiro Ramos, se dice que a éste ya le dijeron que está descartado para la candidatura a la Senaduría tanto de mayoría como por la vía plurinominal y de la diputación federal mejor que ni preguntara, es por ello que ya está buscando la manera de que lo tomen en cuenta para la candidatura a la presidencia municipal, pese a que juró y perjuró que no iría por ningún motivo a buscar la alcaldía de Nuevo Laredo, cosas de la vida, lo bueno que las palabras están grabadas y plasmadas en una conferencia que el mismo ofreció cuando se destapó como aspirante al senado.

Comentarios: guzmancalderon14@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: