Salió “arañado” el tigre Salió “arañado” el tigre
DESDE LA FRONTERA POR PEDRO NATIVIDAD Salió “arañado” el tigre Se llevó a cabo el primer debate de los candidatos a Presidente de la... Salió “arañado” el tigre

DESDE LA FRONTERA

POR PEDRO NATIVIDAD

Salió “arañado” el tigre

Se llevó a cabo el primer debate de los candidatos a Presidente de la República y sin duda el más raspado, el más arañado fue el candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador.

Sin llegar al apasionamiento, a nuestro punto de vista, quien se llevó la noche fue el Bronco, Jaime Rodríguez, porque logró su objetivo, desestabilizar a López Obrador.

Sabemos que cada quien tiene amor por un partido y que para ellos su candidato fue el ganador, de eso no hay discusión, pero analizándolo de manera fría, debemos reconocer que el candidato a bajar de la nube era López Obrador, y aunque no lograron tumbarlo, si lo arañaron.

Resultó extraño no ver a ese López Obrador entrón, pensábamos que nos sorprendería con esas respuestas espontaneas que pondrían en su lugar a todos, pero la sorpresa fue que vimos a un Peje preocupado, nervioso y cuando se le preguntaba evadía todo y repetía lo que siempre dice en sus spots.

Y volvemos a repetir, a nuestro punto de vista El Bronco se llevó la noche, primero cuando dijo que él era la opción real de no mentir, al señalar que todos los demás ya habían tenido su oportunidad de gobernar y no hicieron nada por México, desde las trincheras que han tenido.

Después sacó el cheque que le dio el INE para su campaña, el cual le dijo que regresará y sacó una hoja donde firmó para regresar ese dinero y se lo pasó a López Obrador para que la firmara para que regresara también el dinero, y lo chistoso fue cuando el Peje la agarró y le dijo “yo no, pásasela a Anaya”.

El Bronco insistía a López Obrador “¡eres honesto, honesto, honesto, honesto?” y Obrador le decía sí, y cuando le preguntaba, el de MORENA contestaba lo mismo de siempre, que la mafia del poder, que los corruptos, en fin, lo mismo de siempre.

Obrador se excusó que del dinero que le dio el INE ya había dado 70 millones a los damnificados de los terremotos, y fue ahí donde Anaya le contestó que él ya había dado 200 millones, callando al de MORENA.

Y no solo eso, también el Bronco dijo que no habrá pensiones para los ex presidentes y de paso dijo que tampoco habrá pensión para López Obrador, la pensión que recibe del INE a través del partido MORENA que maneja a su antojo y que le dijeron, de ahí comen él, sus hijos y toda su familia.

El candidato priísta, José Antonio Meade, también hizo trastabillar a Obrador al decir que es sorprendente que en su declaración 3 de 3, puso que no tiene nada, ni terrenos, ni casa, ni tarjetas, ni nada, y lo balconeo al decirle que sí tiene tres departamentos.

Y por parte del candidato del PAN, Ricardo Anaya, le dio duro y a la cabeza, al señalar que el candidato a Senador que puso López Obrador por Nayarit, es el que aprobó el Fobaproa y que Manuel Barttlet, aquel que es señalado por el fraude electoral más grande de la historia de México, ahora es coordinador de MORENA.

Y no solo eso, se cansaron de repetirle que impuso como candidato a senador al líder minero, Gómez Urrutia, un ex priísta señalado por corrupción.

Y cuando Anaya le dijo que prometió perdonar a Peña Nieto y Carlos Salinas de Gortari, Obrador solo atinó a decir que es un político que no lo mueve la venganza.

Pero sin duda, lo que más llamó la atención fue que el propio conductor, Sarmiento, balconeó a López Obrador, y eso sucedió cuando “El Peje” dijo que no iba por la Presidencia de la República solo por ambición, dijo que era parte de un proyecto, pero que no era ganar por ganar.

Pero ya no supo que decir cuando Sarmiento le preguntó que si competir tres veces por la presidencia de la República no era ambición.

Y tanto les funcionó la estrategia, que lograron que Obrador perdiera el tiempo, pues por estar repitiendo lo de la mafia del poder y que los corruptos, se acababa el tiempo y cuando trataba de balconear a sus contrincantes, le anunciaban que ya no podía hablar.

Esto provocó que, en gran parte del debate, los demás candidatos se la pasaban dando propuesta y atacándolo y “El Peje” solo tenía que escuchar sin derecho a opinar, pues los minutos se los acababa en una sola intervención.

Después del debate, estuvimos escuchando las mesas de análisis de los medios de comunicación nacionales y de Estados Unidos y sin duda, todo aseguraban que se cumplió el objetivo, que López Obrador saliera raspado.

Aclaramos, no decimos que Obrador perdió, que ya se fue al abismo o que ya perdió puntos, no, López Obrador sigue arriba, pero que los demás candidatos lograron arañarlo, lo lograron.

Es más, la hermana Clouthier, que es coordinadora de AMLO, fue entrevistada y solo atinó a decir que fue un debate bueno para López Obrador, pero nunca se atrevió a decir que había ganado.

Volvemos a insistir, López Obrador era el objetivo y sin duda salió aruñado, aunque mantiene su preferencia, Anaya se podría decir que fue el que más ganó y podría subir, Meade sigue igual, Margarita estancada y el Bronco el que más sobresalió y que le ayudaría a subir, pero nada para temer… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS.

Comentarios pedropnatividad@gmail.com

 

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: