Se lleva regidor orejas y rabo Se lleva regidor orejas y rabo
Columna: Será el Sereno Juan Guzmán Vaya faena que se llevó a cabo en la pasada junta de cabildo donde el regidor Jorge Ramírez... Se lleva regidor orejas y rabo

Columna: Será el Sereno

Juan Guzmán

Vaya faena que se llevó a cabo en la pasada junta de cabildo donde el regidor Jorge Ramírez Rubio se llevó orejas y rabo al conectar estocada a dos de sus compañeros la tarde del martes donde se aprobó la Ley de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2019.

El primero en aventarse al ruedo fue el regidor de la fracción de MORENA, Juan Manuel Flores Perales para tratar de dar la primera cornada de la tarde alegando que no estaban etiquetados los dineros de la Ley de Ingresos para el próximo año.

Sin embargo, no esperaba que quien lo iba a torear era el regidor del partido Movimiento Ciudadano, Jorge Ramírez Rubio, explicándole con manzanitas y palitos que el dinero que se pretende ingrese al ayuntamiento no se puede etiquetar, eso se hace con la Ley de Egresos, dándoles así la estocada inicial.

Esta es la segunda vez que el regidor Juan Manuel Flores pretende hacer controversia en cabildo con alegatos sin fundamentos, y en ambas ocasiones solo ha hecho el ridículo todo por no prepararse para debatir, algo que no se le da, ya que terminó por aceptar que no sabía sobre el tema de ingresos y egresos, como el chavo del 8 regresó a su barril llorando.

Los regidores de MORENA solo han demostrado su inexperiencia e ingenuidad ante cabildo, no son políticos, pero traen la mentalidad de que como son del partido de López Obrador, el próximo presidente de México, pueden avasallar como lo ha hecho AMLO, pero olvidan que él tiene muchos años en la política y ellos están ahí por casualidades del destino.

Pero la corrida no termino ahí, el segundo de la tarde fue la regidora del PRI, Mónica García Velázquez, pretendió entrar al ruedo aun con más fuerza e imponer su hegemonía de experta política absteniéndose a votar no solo para la Ley de Ingresos, sino también para un acuerdo de comodato para las canchas de la Unidad Deportiva, exigiendo que se transparentaran todos los acuerdos que se lleven a cabo en cabildo.

Ya entrado en confianza el regidor Ramírez Rubio dijo, “pues a esta también me la toreo” y rápidamente le conectó la primera banderilla justo en la espalda, pidiendo que se transparentara la administración en la que Mónica García fue alcaldesa de este ayuntamiento, agregando que además en aquel entonces se encontraron muchas irregularidades que se cometieron durante su gestión, lo cual contradice lo que la ex alcaldesa está pidiendo ahora como regidora de oposición.

Realmente fue una estocada de la cual no se pudo levantar Mónica García, sin embargo no fue una estocada final, se fue herida y sangrando en su orgullo, pero amenaza con regresar para una nueva faena, eso sí, tendrá que venir bien preparada si quiere conectarle alguna cornada al experto torero Jorge Ramírez Rubio, quien esa tarde salió en brazos con dos orejas y un rabo.

La que quiso entrarle al ruedo fue la regidora del PRD, Judith Martel, quien cuestionó la intención de Ramírez Rubio de pedir cuentas claras de aquella administración después de tantos años, a lo cual Jorge Ramírez prácticamente le contestó que, porque le da la gana, dejando a Judith pendiente seguramente para la próxima corrida.

Los regidores del PRI quieren demostrar que son una verdadera oposición, sin embargo no les está resultado, les están dando una probadita de lo que ellos hicieron cuando fueron gobierno y mayoría ante el cabildo, lo mismo que hacían se los están regresando.

Y más aún cuando ya se ve que no hay una unidad entre ellos, porque mientras que Mónica García se abstuvo de votar en dos ocasiones, sus compañeros de fracción, Jesús Valdez Zermeño y Ana Laura García Rodríguez, votaron a favor y la dejaron sola durante los ataques, bueno solo Ana Laura trató de defenderla con pocos argumentos, mientras que Chuy Valdez, quien se supone era el líder de la manada, solo se limitó a decir que no eran las instancias para pedir esa información.

Se esperaba más de Chuy dada su experiencia para debatir, pero en esta ocasión prefirió no meterse aunque estuvieran a tacando a su partido y a su compañera.

Y es que se dice Chuy aun no olvida una rencilla pasada con el exdiputado local y esposo de Mónica García, Ramiro Ramos Salinas, quien dicho sea de paso, pretende postularse a una de las diputaciones locales, cosa que también pretende Jesús Valdez, es por ello que desde ahorita trata de debilitar a Ramiro Ramos y lo está haciendo por el lado de su compañera, ya que si Mónica se fortalece eso puede ayudar a Ramiro Ramos en sus aspiraciones y debilitar a Chuy en sus pretensiones, más que ahora tiene otro factor en contra, y es la ex-diputada local Yahleel Abdala Carmona, quien ahora preside la dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional, y con quien Chuy salió de pleito cuando él era presidente del comité local del PRI.

Se augura que las juntas de cabildo se pondrán más intensas con todos estos pleitos entre regidores de los diferentes partidos, pero sin duda alguna quienes más disfrutaron de esta faena fueron los regidores del PAN, quienes gozaron en todo momento desde la barrera como se destrozaban los regidores de oposición, realmente sus caras demostraban que lo gozaron.

Comentarios: guzmancalderon14@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: