Traiciones, perdones y arrepentimientos Traiciones, perdones y arrepentimientos
Columna: Será el Sereno Juan Guzmán   Como una verdadera tracción, califican algunos priistas la derrota de Oscar Luebbert Gutiérrez en la elección interna... Traiciones, perdones y arrepentimientos

Columna: Será el Sereno

Juan Guzmán

 

Como una verdadera tracción, califican algunos priistas la derrota de Oscar Luebbert Gutiérrez en la elección interna del Partido Revolucionario institucional (PRI), para elegir al nuevo dirigente del Comité Directivo Estatal de dicho partido.

Y es que la mayoría pensaba que el de Reynosa se alzaría con la victoria luego de la estira y afloja que se dio en los últimos días entre los tres candidatos a ocupar la silla estatal del partido tricolor.

De hecho, Luebbert Gutierrez al menos en Nuevo Laredo fue recibido con bombos y platillos durante su visita para reunirse con los consejeros estatales, mientras que a los otros aspirantes solamente el recibimiento, hola y adiós, pues un buen grupo de neolaredenses tenían puestas sus esperanzas en el reynosense.

Sin embargo cuando todo parecía una fiesta democrática dentro del PRI, esta se vio empañada con el tradicional dedazo desde el CEN del tricolor, pues a unos días de la elección, hubo línea en favor de uno de los tres, por ello fueron llamados a la ciudad de México para entablar pláticas (negociaciones) para scar un candidato de unidad.

Al final el menos pensado, el menos favorito, al que se le hizo el “fuchi” en varios municipios se alzó con la victoria, pues aunque Alejandro Guevara Cobos se bajó de la contienda un día antes, Oscar Luebbert se resistió con la esperanza de que al final triunfaría la democracia, que ingenuo pues ya se traía una línea y esta era a favor de Sergio Guajardo Maldonado, línea que horas antes se les hizo saber a los consejeros quienes dieron su voto a Guajardo, incluso algunos que le habían jurado lealtad a Oscar Luebbert.

El grupo de apoyo a Oscar Luebbert aún no supera ese trago amargo y es fecha que no hayan la manera de expresar su frustración en contra de cierto grupo que dicen está manejando al PRI, incluso manifiestan que hubo compra de votos por parte de Guajardo y quienes lo apoyaban desde arriba para que quedara como presidente del Comité Estatal.

A Oscar Luebbert, las acusaciones en su contra no lo favorecían y en la capital del país lo sabían muy bien, es por ello que trataron de bajarlo de la contienda, pues sabían que eso sería un arma que usarían en su contra en el proceso electoral que está por comenzar, además de sus diferencias con el gobernador del estado. No es por nada que también dicen que desde la capital se trabajó para que Guajardo ganara, pues éste quedará más a “modo” para el mandamás tamaulipeco.

Borrón y cuenta nueva

Una vez alzado con la victoria, Sergio Guajardo pronuncio sus primeras palabras ya como presidente del C.D.E del PRI, y dejó muy claro que no habrá rencores y venganzas en contra de quienes en su momento le dieron la espalda, algo que puede tener tranquilos a la mayoría de los priistas de Nuevo Laredo, sin embargo no olvidemos que las palabras se las lleva el viento y solo hay que esperar a que inicie el proceso electoral 2018 y la hora de elegir a los candidatos para saber si Guajardo habló con el corazón o en su momento se vengara de quienes le negaron la mano en esta ciudad fronteriza.

Guajardo ha perdonado (por el momento) a quienes le dieron la espalda y dijo buscará la unidad, y sobre todo que las candidaturas sean repartidas entre verdaderos priistas, trabajadores y que se merezcan obtener alguna candidatura gracias a su esfuerzo y dedicación dentro del PRI, sin embargo en mi opinión, dichas candidaturas serán entregadas a los hombres y mujeres que estén palomeados desde el CEN del PRI, pues ya vimos que la democracia es algo que nunca existirá dentro del Partido Revolucionario Institucional.

Los arrepentidos

Muy arrepentidos están algunos priistas que dieron la espalda a Guajardo y se la jugaron con Luebbert, pues saben que hicieron mal al seguirle el juego a cierto grupo neolaredenses que pensaban y aseguraba que Luebbert sería el nuevo presidente del PRI estatal.

Muy arrepentidos deben estar aquellos que hasta pasearon en su camioneta al de Reynosa, pues saben no serán del agrado de Guajardo y en el caso de aspirantes, las posibilidades de obtener alguna candidatura se convirtieron en mínimas esperanzas.

Algunos líderes de sectores y organizaciones del PRI en esta ciudad, mostraron su total apoyo a Oscar Luebbert y así lo querían imponer dentro de sus gremios, sin embargo, no todos pensaban igual, ejemplo es la líder de la ONMPRI, quien pidió total apoyo de sus representadas hacia Luebbert, sin embargo la respuesta no fue la esperada, al grado que la dirigente amenazó con renunciar a la presidencia de dicho grupo si no conseguía el apoyo de todas las mujeres adheridas a esta organización, a lo que las damas respondieron que apoyarían a quien trajera mejores propuestas.

Y así hubo más líderes de grupos priistas que la jugaron en contra de Guajardo y ahora están arrepentidos, pues no saben el futuro que les espera, claro esos arrepentidos dirán públicamente que no están arrepentidos, lo que si es cierto es que dentro del PRI aún predominan las discrepancias, la desunión, y una vez más lo vuelvo a decir, eso del nuevo PRI es solo un slogan para endulzarles el oído cada proceso electoral a quienes aún creen que las cosas en el tricolor pueden cambiar.

Cambios en la UT

Desde la llegada del nuevo rector a la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo, las cosas dentro de esta institución educativa no marchan bien, afectando el buen desempeño de los estudiantes y la funcionalidad del personal administrativo y docente de esta escuela.

Resulta que el nuevo rector Alfonso Salas, desde su llegada se ha enfocado más a asistir a eventos que estar al pendiente de lo que pase dentro de la universidad, provocando que las cosas se le salgan del guacal.

Esto aunado a que se ha dedicado a correr gente que no es de su agrado o bien tenia olor a otro partido que no fuera el PAN, pues a unos meses de haber entrado en funciones ha corrido a un gran número de personal y colocado gente de su confianza, hasta familiares.

De acuerdo a información obtenida, Alfonso Salas está realizando varios cambios dentro del organigrama de la UT, pues dicen que está trabajando con miras al próximo proceso electoral, pues son muchos los jóvenes de dicha universidad que ya pueden votar, eso sin contar los que puedan aludir a sus padres.

En últimas fechas el rector ha solicitado mediante oficio al consejo técnico de la UT, la renuncia de personal calificado como puestos clave, entre los que se encuentra el director de Administración y Finanzas, Víctor Avalos; al director de Vinculación, Marco Antonio Garza Delgado.

Además, se rumora que dentro de la lista negra del rector también se encuentran Ismael Alberto Pacheco Zavaleta, jefe del Departamento de Escolares y Silvino Cuevas Reyes, responsable de Extensión Universitaria.

Todos ellos fueron y serán destituidos, pues hasta sus reemplazos han empezado a llegar, y de acuerdo a información, todos estos puestos son esenciales ahora para las elecciones del 2018, solo falta saber para qué partido trabajara Alfonso Salas, pues recordemos que trabajó en una administración priista, no vaya a salir contraproducente y trabaje en contra.

Comentarios: guzmancalderon14@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: