Un “Dinosaurio”, ¿la esperanza del PRI? Un “Dinosaurio”, ¿la esperanza del PRI?
DESDE LA FRONTERA POR PEDRO NATIVIDAD Desde que el PRI comenzó a perder municipios, se decía que se necesitaba un líder a nivel estado... Un “Dinosaurio”, ¿la esperanza del PRI?

DESDE LA FRONTERA

POR PEDRO NATIVIDAD

Desde que el PRI comenzó a perder municipios, se decía que se necesitaba un líder a nivel estado que le diera rumbo al partido.

Nadie hizo caso y los grupos de poder siguieron moviendo al PRI a su antojo, haciendo lo que más les beneficiaba con el fin de repartirse las mejores posiciones y candidaturas.

Vino la elección para Gobernador, el clamor de la militancia seguía siendo lo mismo, que se necesitaba un líder que le diera rumbo al partido, más cuando el que despachaba en ese entonces como líder, Rafael “El Tibio” Benavidez, lo único que hizo fue darse la posición plurinominal que ahora lo tienen como Diputado Local.

La elección se perdió, no solo la mayoría de los municipios, también el Gobierno del Estado y con ello el partido se desmoronó y la militancia poco a poco fue perdiendo el interés.

Tras la derrota, el PRI seguía insistiendo en lo mismo, manipulado por los grupos de poder, con una lideresa, Aida Zulema, que estaba haciendo hasta lo imposible para mantenerse hasta la elección con el fin de darse una buena posición, plurinominal por supuesto.

Sin embargo los demás grupos de poder pelearon en su contra y lograron, a través de tribunales, que el partido ordenara la convocatoria para designar al nuevo dirigente estatal.

Hoy en día, la poca militancia que aún sigue siendo fiel y quiere trabajar, sigue clamando lo mismo, un líder que le de rumbo al partido, pero a como ya lo habíamos dicho, en el PRI está difícil que cambien, y no dudemos ni tantito que esa posición se la pelearán los grupos de poder y el nuevo dirigente será elegido como tradicionalmente se ha hecho, por “dedazo”.

Ya sabemos algunos nombres de los aspirantes, priístas que se han pasado puesto tras puesto, curul tras curul, y que no han llenado y quieren seguir viviendo del presupuesto.

Sin embargo, resulta extraño que de la nada reviva un viejo priísta, de esos de la vieja guardia, que ya no figuraba, pero que en su época se despachó con la cuchara grande, no solo para él, también para su esposa.

De lo que se recuerda de Luebbert, fue dos veces alcalde de Reynosa, con no muy buena participación, pues en sus administraciones hubo varias protestas.

También tuvo la fortuna que sus padrinos del PRI, lo premiaran con la diputación federal, con una senaduría y que su esposa María Esther Camargo, también obtuviera su diputación.

Después de eso, ya no tuvo más poder, sus padrinos ya no estaban en Tamaulipas, todos los conocemos por haber salido huyendo y que el PRI después que los alababa, ahora los desprecia.

De todas formas, Oscar Luebbert, intentó seguir ocupando espacios, al grado de intentar en varias veces ser candidato a gobernador, pero ya sin sus padrinos, nada pudo hacer y fue banqueado.

Ahora resurge, dice que quiere ser el Presidente del Comité Estatal del PRI, lo que trae alborotados a muchos priístas, pero no a aquellos que aún sueñan con un PRI democrático, justo, con oportunidades para todos, si no aquellos que ya tienen puesto y que quieren seguir acaparando más.

La pregunta es ¿Es Oscar Luebbert ese líder que el PRI necesita para tener rumbo?, ¿Con Oscar Luebbert el PRI sigue siendo el mismo partido que será dirigido por viejos priístas que solo llevan intenciones de beneficiarse, ellos, sus familias y sus amigos?

Decimos esto porque conocemos a Luebbert, hombre que quiere regresar al poder, que quiere tener mas posiciones.

A lo mejor nos equivocamos, pero podemos pronosticar que lo que Luebbert quiere es ser dirigente estatal para agenciarse mínimo la diputación local plurinominal, pero si se puede ser candidato a diputado federal o nuevamente para alcalde de Reynosa.

Y por supuesto, si se puede también seguir con la carrera política de sus familiares.

Oscar Luebbert es un político de la vieja guardia, de esos que hicieron mucho dinero gracias a que brincaba de puesto en puesto sin darle oportunidad a la militancia.

Por eso volvemos a preguntar, ¿Es verdad es Oscar Luebbert el líder que necesita para que el PRI tome rumbo?

Por cierto, el PRI presume que tiene la militancia más grande que cualquier partido en Tamaulipas, miles y miles engrosan sus filas en cada municipios, entonces ¿Qué acaso no existe ni un militante capaz que no sea un viejo dinosaurio para que dirigir el PRI?

A como vemos, los mismos seguirán repartiéndose los puestos y candidaturas, mientras que esa militancia tendrá que seguir agachando la cabeza.

 

LOS EMOCIONADOS YA SE ADELANTARON

Tocando el tema de Oscar Luebbert en Nuevo Laredo, algunos personajes se emocionaron con la noticia.

La lideresa del OMPRI, Ana Laura Anzalduas y el regidor, Jesús Valdez Zermeño, ambos con claras aspiraciones para encabezar una candidatura el próximo años, emitieron sendos comunicados en donde de una vez le brindan el respaldo a Luebbert, asegurando que es la mejor opción, el hombre con la experiencia necesaria para dirigir al PRI Tamaulipas y llevarlo al éxito, desechando y negándole el apoyo a cualquier otro aspirante.

De Ana Laura se entiende, pues se dice que es familiar de Luebbert, pero de Jesús Valdez, solo esperemos que ya sepa que el de Reynosa es el elegido y que ya le hayan dado línea para apoyarlo, porque de lo contrario, en caso de quedar como líder alguien más, entonces estaría difícil que le dieran esa candidatura que anhela, no porque sea mal candidato, si no por revanchismo.

En estas cuestiones políticas, quienes se atreven a dar el respaldo a un aspirante en especial, sin mirar a los demás que tienen posibilidades, es como jugarse un albur.

Solo hay que recordar los casos anteriores, donde algunos priístas que buscaban la candidatura a la alcaldía, se emocionaron y decidieron adelantarse para apoyar proyectos de aspirantes, como el de Marco Antonio Bernal o el de Alejandro Guevara, incluso aquellos que se atrevieron a ir con Alejandro Ettiene, pensando que si sus gallos quedaban, ellos tenían la candidatura asegurada, pero al final tras decidir el PRI que Baltazar sería el candidato, todos esos personajes quedaron fuera de la jugada, sin candidatura o con candidaturas menores.

Es por ello que esperemos que Chuy Valdez ya traiga línea y este cien por ciento seguro que Oscar Luebbert será el próximo dirigente estatal y que no solamente le haya ganado la emoción… ¿Qué, no?, lo invito a visitarme en www.hoylaredo.net… NOS LEEMOS.

Comentarios pedropnatividad@gmail.com

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: