Un error muy caro Un error muy caro
SENCILLITO Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO A prácticamente un año y un mes de la elección para Presidente de la República, la indecisión por un... Un error muy caro

SENCILLITO
Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO

A prácticamente un año y un mes de la elección para Presidente de la República, la indecisión por un partido o un candidato, es mayoría en nuestra actualidad.
Es en lo único en que las casas encuestadoras han encontrado un punto de concordancia, las hay quienes ponen a López Obrador inalcanzable, las que dicen que el PAN está fortaleciéndose y las que dan al PRI como aún el partidazo de México. Al final de cuentas esos son las “lecturas” internas que dan a sus encuestas.
En Tamaulipas, la realidad la vemos en las calles, platicando con la gente y escuchando cómo crece el descontento, la incertidumbre y la volatilidad de su toma de decisiones.
Descontento porque no se ven acciones diferentes a las realizadas por anteriores gobiernos estatales, aunque han hecho frente a graves problemas sociales, políticos, financieros y de seguridad, no han hecho justicia no sólo para las miles de víctimas de la violencia, sino que ven quienes decidieron una nueva opción para ver un cambio, cómo siguen libres quienes hicieron un estilo de vida el presupuesto del estado.
Por ejemplo, a ocho meses han especulado con desvío de dinero, aviadores e infinidad de irregularidades, pero no hay castigos, solo despidos, que con un regular abogado deberán dar marcha atrás y reinstalarlos, aunque ahora sí los tendrán que poner a jalar.
Incertidumbre porque dan un paso al frente con discursos vehementes, y dos pasos atrás con sus acciones, y bueno, las acciones de los funcionarios de primer nivel ahí están, desde indolentes al no proteger a víctimas, hasta inmorales al tener a familia cobrando sin trabajar, casos documentados que al no ser sancionados, pues dejan a los tamaulipecos con un “¿Qué pedo?”
Y a volatilidad de las decisiones es referente a su preferencia electoral, cambian constantemente, como bandadas de aves desorientadas, buscando el camino a la tranquilidad, al desarrollo y al progreso, pero real, no de rollo.
Ahorita, con las acciones de gobierno en todos los niveles, parece que les susurran al oído a los electores, ¡¡¡vota por el peje!!!
Cuando quieran reaccionar podría ser tarde y estos errores se pagan muy caro.

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: